¿cómo empezar una huerta urbana?

¡Empezar una huerta en casa es muy fácil!, solemos imaginar que necesitaremos muchas cosas o un espacio muy amplio para poder sembrar nuestros propios alimentos, sin embargo, acá te dejamos un artículo con el que fácilmente puedes iniciar a sembrar.



Materiales:

- Tierra

- Recipientes para sembrar

- Semillas o plántulas

- Pala pequeña o una cuchara

- Un espacio con buena luz

- Recipiente para regar o botella plástica




1. Adecuación del espacio.


El mejor lugar es un espacio que tenga acceso a la luz y al agua. Puedes utilizar una terraza, un balcón o un espacio de tu casa cercano a una ventana con buena luminosidad.


Este es el ejemplo del espacio que usamos en nuestra huerta, pero tu puedes utilizar y adecuar un espacio en tu casa.





2. Primer semillero


Uno de los primeros pasos es decidir lo que vas a sembrar, puedes empezar con algunas plantas aromáticas como hierbabuena o alguna hortaliza como la acelga.


Para realizar tu semillero puedes utilizar una bandeja de siembra, pero si no la tienes puedes usar diferentes elementos como cartones de huevos, vasos desechables reutilizados o recipientes que ya no uses.




Una vez que tengas los recipientes listos con la tierra debes abrir un pequeño hueco de medio centímetro de profundidad y deposita las semillas que hayas elegido, cúbrelas nuevamente con muy poca tierra y riega con algunas gotas de agua o con un atomizador, teniendo cuidado de que las semillas no queden expuestas completamente


Importante. Los primeros días, se recomienda dejar el semillero en un lugar con poca luz o cubrirlo, de esta forma las raíces serán más fuertes, luego de unos tres días ya puedes ponerlas a la luz. Recuerda mantener húmedo el semillero siempre.


3. Plantines y trasplante


Después de unos días, poco a poco las semillas irán germinando y verás como van creciendo poco a poco los plantines, cuando estos tengan una altura aproximada de 10 cm puedes trasplantarlos a un recipiente más grande con ayuda de una pequeña pala o una cuchara que ya no uses teniendo cuidado de no lastimar la raíz.





4. Cuidado y mantenimiento


Una vez que hayas trasplantado tus plantines a un sitio definitivo, asegúrate de que tengan suficiente agua y luz. Recuerda que no debes regarlas en exceso. Con algunas semanas de paciencia, tus plantas crecerán sanas y fuertes.




¿Qué haces para combatir las plagas?


Si detectas que tus plantas están siendo afectadas por algunas plagas como la Palomilla, puedes licuar en medio litro de agua 5 ajos, luego los cuelas y el agua con ajo resultante la aplicas con un atomizador a las hojas de las plantas, esto te ayudará para que los diferentes insectos no sigan afectando tu huerta.